rendicion.png galeria.png plan.png

Historia de la Parroquia

agual2

El significado de su nombre proviene del idioma cara o yumbo siendo la raíz HUA = grande LEA o LEN = camote, es decir camote grande, posiblemente en este lugar se producía gran cantidad de camotes.

Durante las épocas aborigen y colonial, la montaña húmeda occidental de la actual provincia de Pichincha fue considerada la región de los yumbos, y conocida como "Gualea Gran Señorío". Existió en esta zona una gran riqueza cultural expresada de varias maneras, quizá la más evidente es la relacionada al culto de los dioses y los monumentos funerarios realizados bajo concepciones propias de la vida y de la muerte.

Herederos de los Yumbos es la nacionalidad indígena Tsáchila. Los cronistas refieren que en 1580 Gualea fue el principal punto de comercio y administración de los yumbos, frecuentemente atacados por los Niguas, cultura vecina, enemiga de Gualea.

 

 

El 29 de mayo de 1861, Gualea se transforma en una parroquia del cantón Quito, para ese entonces poblada de colonos dedicados a la explotación de productos agrícolas. Los capuchinos la constituyen en parroquia eclesiástica, el 7 de julio de 1951, mientras que las comunidades de Pacto, Chontapamba y Nanegalito crecían lentamente. Gualea tenía entonces 300 habitantes[1].

 

Desde 1660 en que una catastrófica erupción del volcán Pichincha deposita más de 20cm de arena volcánica se da la decadencia total de los Yumbos. La zona, especialmente de Tulipe, queda abandonada y recién hacia 1870 se reinicia la ocupación.

 

A mediados del siglo XX se inicia la tala de bosques en alta escala con el objetivo de extraer madera para la exportación. Debido a esto, actualmente la zona cuenta con tan solo el 16% de bosque primario.

 

Una vez agotados los bosques, se “limpia el terreno” y en cientos de hectáreas se siembra caña de azúcar. Si bien este monocultivo en un inicio significó prosperidad económica para sus habitantes, sus efectos finales fueron contraproducentes para el cuidado del medio ambiente y para la sostenibilidad económica de los pobladores/as, quienes se ven sujetos a las continuas fluctuaciones de precios y demanda del producto.

 

Desde 1985 se da una nueva orientación del uso del suelo: los sembríos de caña son remplazados por potreros en los que se adaptan pastizales foráneos y se introduce la crianza de ganado vacuno.

gualea 3